Press "Enter" to skip to content

Puntos de carga eléctrica y placas fotovoltaicas en mercados municipales

El Ayuntamiento de València ha desarrollado varios proyectos para optar a los fondos Next Generation en el marco de las ayudas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia destinadas a proyectos que apoyan al comercio urbano y a los que contribuyan al fortalecimiento de la actividad comercial en zonas turísticas.

Los proyectos presentados alcanzan un valor de 1,5 millón de euros con el fin de obtener financiación para instalar puntos de recarga eléctrica y placas fotovoltaicas en 16 mercados municipales, 5 áreas comerciales y 4 mercados extraordinarios. Además, se abordará el despliegue de fibra óptica para comunicaciones de la red de alumbrado, semáforos y otras verticales de València Smart City en los distritos de Ciutat Vella y l’Eixample.

El proyecto con mayor presupuesto prevé la instalación de cargadores eléctricos en 24 entornos diferentes, donde se instalará un mínimo de 176 puntos de recarga de vehículos eléctricos, de carga semirrápida. Cada uno de ellos podrá cargar 22 kW en corriente alterna. Por un lado, la zona inmediata al entorno de actuación se dotará de un nuevo suministro eléctrico de hasta 100 kW, con 8 puntos de recarga semirrápida, distribuidos sobre 4 columnas con dos cargadores cada una. Cada punto de recarga incluye todo el equipamiento, obra civil, protecciones, acometidas, elementos de comunicación y control y software necesario para su puesta en servicio y explotación. De este modo quedarán instalados ocho cargadores en el entorno de influencia de cada mercado o zona comercial donde se pretende actuar.

Esta intervención tiene un presupuesto de 799.982,24 euros. “Se trata de un proyecto importante que va en la línea del compromiso y la sensibilización del actual gobierno municipal con las políticas de transición energética que contribuyen a bajar las emisiones de dióxido de carbono, poniendo el foco en proyectos de eficiencia energética encaminados a incentivar y promover el uso racional de la energía y el aprovechamiento de las energías renovables, incidiendo en la sostenibilidad, el respeto al medio ambiente y una gestión eficiente de los recursos públicos”, ha explicado la concejala Notario.

En otras palabras, la idea es contribuir a la modernización de los mercados y las áreas comerciales de la ciudad aumentando su competitividad tanto por lo que supone la instalación de puntos de recarga que podrán ser utilizados por comerciantes o por la clientela potencial, como por la implementación de fuentes de energía renovable como las placas fotovoltaicas y aprovechar una fuente de energía inagotable que tenemos que potenciar al máximo en la lucha contra el cambio climático.

Con respecto a la instalación de placas fotovoltaicas, la concejala destacó que el objetivo es que las nuevas instalaciones generen energía eléctrica destinada al autoconsumo, con un excedente que se vertería a la red, con una capacidad de generación de energía de potencia pico de 100-120 kW, con los inversores necesarios para la transformación de energía eléctrica.

Con esa producción de energía se estima que se cubrirán las necesidades energéticas de la propia instalación de los mercados y —en caso de generar más energía de la demandada— se podrá abocar a la red de suministro con el beneficio que esto comportará para las arcas municipales.

Las placas fotovoltaicas de generación de energía eléctrica se instalarán en los mercados de Algirós, Benicalap, Jesús y Russafa, por un importe 400.000 euros. •

Comments are closed.