Press "Enter" to skip to content

Novedades editoriales de Candaya en el segundo semestre del año

A finales del mes de agosto se publicó la novela La ciudad que el diablo se llevó, del reconocido escritor mexicano David Toscana, un libro sobre la destrucción y la supervivencia en medio de las ruinas: ubicada en la Varsovia devastada  tras la 2ª Guerra Mundial, esta novela retrata a un grupo de personajes extraños y marginales,  que en medio del caos. intentan reconstruir sus vidas.

También en agosto se pubilcó en Candaya Poesía, el libro Historia de la leche, de la escritora ecuatoriana Mónica Ojeda, una reescritura del mito de Caín y Abel en clave femenina, que construye un intenso discurso sobre las relaciones entre hermanas y entre madres e hijas y, con la misma intensidad perturbadora que ya ofreció en las novelas Nefando (2016) y Mandíbula (2018), pero con mayor radicalidad y libertad si cabe.

En pocos días más, a finales de septiembre, llegará Eco, la primera novela del escritor sevillano Carlos Frontera, una historia sobre el desmoronamiento de un individuo y los ecos persistentes  de un pasado turbio, un viaje a lo vedado de la memoria y del cuerpo, que se presenta como un envolvente delirio.

En octubre se publicará Jávea, de Alberto Torres Blandina, que se une al catálogo de Candaya con esta novela que construye un relato de los barrios periféricos de Valencia, golpeados por la pobreza, los proyectos inconclusos, los futuros quebrados, y las familias habitadas por la enfermedad y la soledad.

Noviembre será el mes en que regrese Miguel Serrano Larraz, autor zaragozano de la casa que —tras unos años de retiro en Iowa—  vuelve a la novela con Cuántas cosas hemos visto desaparecer, una magnética historia en la que dos niñas —una obsesionada con la muerte, otra con el tiempo— construyen una relación en torno a un proyecto inverosímil que primero las distanciará y más tarde, en la vida adulta, volverá a unirlas.

Ya iniciado diciembre aparecerá el tercer poemario de Cristina Falcón Maldonado, escritora venezolana afincada en España hace ya varios años. Ítaca es nunca es un delicado viaje por la intimidad: ¿qué perdemos cuando dejamos un país?, ¿en qué nos convertimos cuando sabemos que no es posible regresar y percibimos el país de origen desde la distancia? •

Editorial Candaya

Comments are closed.