Press "Enter" to skip to content

València en la junta directiva de Energy Cities

València formará parte de la Junta Directiva de Energy Cities, la asociación europea de ciudades en transición energética conformada por más de un millar de ciudades y entidades de unos 30 países con una vertiente innovadora y activa en la promoción de la transición hacia un modelo energético más justo, social, renovable y sostenible • La Asamblea General de Energy Cities ha decidido que València comparta directiva con otras 10 ciudades en la vanguardia de esta materia en Europa, como las francesas París y Nantes, la belga Lovaina o Delft, ciudad de los Países Bajos • Además, València se ha postulado para acoger el Foro Energético de las Ciudades y la Ciudadanía en 2022, una cita que anualmente congrega a centenares de personas profesionales del ámbito de la energía para compartir conocimientos, debatir, inspirarse y encontrar soluciones a los problemas actuales

El alcalde de València, Joan Ribo, junto con el vicealcalde de València y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, y el edil de Emergencia Climática y Transición Energética del Ayuntamiento de València, Alejandro Ramon, han destacado, en palabras de Ribó, “la consolidación de València como referente en Europa y en el mundo en la lucha contra el cambio climático y en el fomento de la transición energética en un contexto evidente de emergencia climática en el que València está multiplicando las acciones para combatirla activamente”.

En este sentido, Alejandro Ramon ha comentado que “València lleva muchos años trabajando para convertirse en una ciudad más sostenible” y ha señalado algunos ejemplos, como “la peatonalización de grandes espacios, la creación de las primeras comunidades energéticas de todo el Estado —en Castellar-l’Oliveral y en los barrios de Aiora y la Illa Perduda—, la apertura de la Oficina de la Energía y su papel como ventana única para empoderar a la ciudadanía y hacerla partícipe de un nuevo modelo energético, la apuesta por la movilidad sostenible o todos los esfuerzos continuados en materia de gestión de residuos y reciclaje”. Estas y otras acciones desarrolladas en València, como las vinculadas al proyecto europeo MatchUp o el apoyo del proyecto Save the Homes, han sido muy bien valoradas por Energy Cities.

Por su parte, el edil Campillo ha asegurado que “estamos de enhorabuena” y ha recordado que en València “estamos haciendo un gran esfuerzo para minimizar nuestras emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera” y ha puesto como ejemplos “la instalación de numerosas pérgolas fotovoltaicas a pie de calle y la de muchas placas solares en edificios municipales —algunas preinstaladas por gobiernos anteriores pero que nunca se habían puesto en marcha, como las de Tabacalera—”.

En resumen, el Gobierno municipal ha implementado toda una serie de acciones para adaptar la ciudad al cambio climático, tanto en la movilidad o como en la creación de infraestructura verde. Sobre este aspecto, Campillo añadió que “pensamos que estamos haciendo un buen trabajo y queremos compartir nuestras experiencias y saber qué hacen otras ciudades europeas en esta materia”, por lo que València presentó su candidatura para formar parte de las ciudades que integran la Junta Directiva de Energy Cities.

Podemos decir con orgullo que hemos sido una de las ciudades más votadas para ser miembros de pleno derecho y que València de nuevo se pone en la vanguardia de las políticas de sostenibilidad y de las políticas verdes, en este caso, en transición energética”.

La participación en el principal órgano de decisión de Energy Cities se contempla como una gran oportunidad para hacer visibles las iniciativas que se están poniendo en marcha en València y generará un espacio informativo y de reflexión y debate que constituirá una gran herramienta para hacer frente a un desafío global, como es el cambio climático.

La estructura de Energy Cities contribuye a que las ciudades se hagan escuchar en Bruselas y en los Estados miembro de la Unión Europea, transformando la gobernanza europea y los marcos legales con el fin de permitir que las ciudades puedan desarrollar su papel en la transición energética.

Ramon y Campillo han puesto en valor la necesidad de una “alianza por una ciudad sostenible, conformada por ciudadanía y sociedad, para avanzar hacia una ciudad libre de contaminación, verde, saludable, inclusiva, con las personas en el centro de las políticas y con una visión de promover una sociedad democrática, justa y equitativa”. Este reto requiere como aspecto fundamental acelerar la transición energética hacia un modelo basado en energías renovables, descarbonizado, justo, descentralizado y local.

El encuentro de Energy Cities, por su parte, ha destacado el papel de las ciudades en la transición energética y la necesidad de promover equipos de transición en las ciudades que lideran una transición coordinada con la ciudadanía y todos los agentes implicados, de la sociedad civil, la empresa privada, el mundo académico, la administración pública y la comunicación y la divulgación. En este sentido, València trabaja en el marco del proyecto europeo Tomorrow, que marca los pasos a seguir para reducir un 60% las emisiones de dióxido de carbono en 2030 y conseguir una ciudad descarbonizada en 2050. •

Comments are closed.