Press "Enter" to skip to content

València y los objetivos ODS

El alcalde de València, Joan Ribó, ha manifestado el «compromiso firme del Gobierno Municipal con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS, de las Naciones Unidas», lo que «se demuestra con la adecuación de las políticas públicas a estos objetivos. Porque el desarrollo global nos beneficia a todos y todas; también a los valencianos y valencianas», ha afirmado. Tal como ha explicado el primer edil, «del total de 169 hitos que recoge la Agenda 2030, el presupuesto de 2020 del Ayuntamiento de València aborda un total de 81, es decir un 48%, lo cual está en la línea de los porcentajes más avanzados en el seguimiento de la Agenda, como por ejemplo, de lo que marca el gobierno vasco para sus ciudades».

En términos prácticos, el Ayuntamiento de València dedicará este año más de 350 millones de euros al acceso de las personas a viviendas y servicios básicos; a la mejora de los barrios menos favorecidos; a proporcionar sistemas de transporte seguros, accesibles y sostenibles y mejorar la seguridad viaria; a aumentar la urbanización inclusiva y sostenible; a proteger y salvaguardar el patrimonio cultural y natural; y a proporcionar acceso a zonas verdes y espacios públicos seguros, accesibles e inclusivos.

Además, un euro de cada 5 del presupuesto se destina a políticas para proteger el planeta, «lo cual representa la importantísima apuesta medioambiental del gobierno local», en palabras del alcalde. Otros elementos de la Agenda 2030 que se recogen en los Presupuestos de este año son, por ejemplo, los 114 millones de euros para políticas transversales orientadas a combatir la pobreza, favorecer la seguridad alimentaria, la salud y bienestar, la educación de calidad y la igualdad de género. O los 4,2 millones de euros, un 0.5% del presupuesto, que se destinan a cooperación internacional, entre otros aspectos.

El Objetivo de Desarrollo Local que, por competencias, se adecúa más a las áreas de acción de las administraciones locales es el Objetivo 11, cuya finalidad es «que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles». De hecho, ha explicado el alcalde, «a pesar de que este ODS 11 es el objetivo que corresponde por excelencia a las ciudades, la mayor parte de los objetivos se vincula con las competencias propias y reconocidas de las ciudades, como son la lucha por la igualdad de género (ODS 5), la gestión del agua y el saneamiento (ODS 6), la promoción de una ocupación digna y sostenible (ODS 8) o la lucha contra el cambio climático (ODS 13)».

El modelo de desarrollo que propone la agenda 2030 se sostiene sobre cinco pilares: Las Personas (sociedad), Objetivos 1, 2, 3, 4 y 5; El Planeta (medio ambiente), Objetivos, 6, 12, 13, 14 y 15; La Prosperidad (economía), Objetivos 7, 8, 9, 10 y 11; La Paz, Objetivo 16; y Las Alianzas, Objetivo 17. (Five P: people, planet, prosperity, peace, y partnership, por sus siglas en inglés).

A la hora de elaborar el Presupuesto Municipal, se ha identificado, para cada unidad de gasto qué o a cuál de los 169 hitos de los Objetivos afecta, directa o indirectamente; y se ha aproximado su contribución cuantitativa (total o parcial). Del presupuesto municipal para 2020 (que asciende a 898.387.467 euros), se dedica un total de 827.889.176 euros a gasto no financiero, concretamente a políticas que se adecúan a la Agenda 2030.

De los 169 objetivos de dicha Agenda, las partidas municipales abordan 81, es decir, el 48%, que se distribuyen de la siguiente manera: al área Personas, 114,1 millones de euros (el 14% del total); al área Planeta, 185,7 millones (22%); al área Prosperidad, 352,5 millones (43%); al área Paz-Justicia, 169,1 millones (20%); y a Alianzas, 6,4 millones de euros (1%). Tal como ha señalado el alcalde, «este porcentaje está en la línea lo cual está en la línea de los porcentajes más avanzados en el seguimiento de la Agenda, como por ejemplo de aquello que marca el gobierno vasco para sus ciudades».

Acciones locales con sentido planetario

El alcalde Joan Ribó ha destacado que la Nueva Agenda Urbana de Desarrollo Sostenible, aprobada en Quito en 2016, y los Objetivos de Desarrollo Sostenible «fueron los ejes fundamentales para establecer el Acuerdo del Rialto, un acuerdo de gobierno donde se indicaron claramente los ejes de la acción de gobierno y medidas para el mandato 2019-2023 de la ciudad de València». «Por eso –ha añadido- el Ayuntamiento de València hace suya la máxima de actuar localmente pensando globalmente».

Ribó ha señalado la importancia de establecer criterios que definan las políticas públicas y su dotación económica: «si el presupuesto es la plasmación de una voluntad política, su traslación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible supone una importante herramienta para la consecución de los hitos que contienen». Por ello, ha defendido la necesidad de «reflexionar sobre cómo nos han servido de guía los Objetivos de Desarrollo Sostenible a la hora de planificar las políticas públicas municipales en este 2020 y su plasmación presupuestaria».

Como es conocido, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó en septiembre de 2015 la nueva Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, que incluye 17 objetivos y 169 metas. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son fruto de un proceso de consulta sin precedentes en el cual han participado los Gobiernos de los estados, regionales y locales de todo el mundo, las Agencias de las Naciones Unidas, organizaciones sociales, el sector privado y las universidades. •

ODS – Objetivos de Desarrollo Sostenible

Comments are closed.