Press "Enter" to skip to content

Seguridad vial: hacia la adopción de ADAS en la UE

Álvaro Gómez, Director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial: “La DGT apoya la propuesta de la Comisión Europea para que el frenado autónomo de emergencia, el control inteligente de velocidad, o las cajas negras, sean obligatorios a partir del año que viene”. • Juli Gendrau (Director del Servei Català de Trànsit): “Los sistemas ADAS deberían ser obligatorios en todos los vehículos”. • Para Sonia Díaz De Corcuera (Directora de Tráfico Gobierno Vasco), “todas las personas deberían tener un acceso igualitario a esos sistemas de seguridad”. • Según un estudio de la DGT, si todos los automóviles equiparan estas ayudas a la conducción, se evitarían o reducirían las consecuencias de 51.000 accidentes cada año en España (un 57% del total), con un impacto directo en la cifra de fallecidos y heridos. • Con la implantación generalizada de los sistemas ADAS, los costes relacionados con accidentes de tráfico se reducirían en 4.300 millones de euros anuales en España.

Álvaro Gómez, Director del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, ha asegurado que “la DGT apoya la propuesta de la Comisión Europea para que el frenado autónomo de emergencia, el control inteligente de velocidad, o las cajas negras, sean obligatorios a partir del año que viene. La tecnología va a ser clave para alcanzar la Visión Zero. Si se aprueba el paquete de sistemas ADAS propuesto en la UE, se podrían salvar 25000 vidas en los próximos 15 años”.

Este anuncio se ha realizado este anuncio en la IV Jornada sobre Tecnología y Seguridad Vial; organizada por la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL) y Carglass®  España. “La DGT apoyó la propuesta de la comisión desde que se hizo pública el año pasado. Creemos en el beneficio potencial de hacer todos estos sistemas obligatorios. Y algunas cifras sirven para ilustrar las posibilidades de todo esto. Control inteligente de velocidad podría reducir en un 20 por ciento los accidentes. El frenado autónomo podría evitar los 30 ciclistas y 250 peatones que mueren cada año en las ciudades. Cambio salida de carril también influye en muchos accidentes de colisión frontal y salida de vía”…

Este evento también ha reunido a Juli Gendrau (Director del Servei Català de Trànsit) y Sonia Díaz De Corcuera (Directora de Tráfico Gobierno Vasco, Trafikoa). Para Gendrau, estos sistemas “deberían ser obligatorios: la llegada masiva de los sistemas ADAS nos hará reducir la siniestralidad de forma considerable. Yo creo en la tecnología. El objetivo es salvar vidas y este tipo de ayudas son un buen mecanismo para salvar vidas. También somos conscientes de que los procesos con la UE son largos y costosos de llevarlos a la realidad. Los sistemas ADAS pueden ayudar a salvar 25.000 vidas, pero aunque solo fuera una, habría que tenerlo en cuenta. Incluso iría un paso más allá: todos los vehículos deberían llegar los mismos sistemas: autobuses, camiones, furgonetas…”, Eso sí, Gendrau apuntó que “nuestro comportamiento de conducción es diferente en un coche con sistemas ADAS que en uno que no los tiene”.

Sonia Díaz De Corcuera ha añadido que “incidiría en el acceso igualitario de todas las personas a esos sistemas de seguridad” y que “hace falta más formación y adaptación de la gente a la transformación de la movilidad que estamos viviendo”.

La influencia de los sistemas ADAS en la seguridad vial

Según el estudio de la DGT ‘Influencia de los sistemas de ayuda a la conducción en la seguridad vial’, en las carreteras españolas se producen más de 90.000 accidentes anuales, con unas consecuencias de más de 1.600 fallecidos y superando los 9.500 heridos graves. Las causas principales de los siniestros siguen siendo el factor humano y las distracciones. Los sistemas de asistencia a la conducción ADAS permiten la reducción del riesgo de siniestro, pudiendo ayudar a evitar o mitigar las consecuencias del mismo.

Si todos los automóviles equiparan estas ayudas a la conducción, se evitarían o mitigarían significativamente las consecuencias de un 57% de los accidentes en España, un total de 51.000, con un impacto directo en la cifra de fallecidos y heridos. Además, el coste directo de accidentes para España supone al año, según datos de la DGT en 2014, un total de 9.600 millones de EUR, más de un 1% del PIB nacional. Otra de las conclusiones de ese estudio es que en España se podría reducir un 45 % este gasto, lo que supondría un ahorro de 4.300 millones de euros anuales, con la implantación generalizada de sistemas de asistencia a la conducción. •

Comments are closed.