Una ZAL sostenible en Valencia

0
31
ZAL Valencia

La Junta de Gobierno Local ha aprobado una serie de actuaciones para incorporar en el Plan Especial de desarrollo de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL) del puerto de València. Estas propuestas buscan minimizar el impacto sobre el medio ambiente y, concretamente, sobre la huerta. El gobierno municipal propone un control sobre las edificaciones que bordean la ZAL, para minimizar su impacto paisajístico en la zona más cercana a la huerta y las viviendas, además de crear un corredor verde de norte a sur con un nuevo tramo de carril bici, así como proteger y rehabilitar el patrimonio arquitectónico que queda en la zona.

Así lo ha explicado la portavoz municipal, María Oliver, quien ha recordado esta mañana que el Govern de la Nau ha manifestado en reiteradas ocasiones su rechazo a la actuación de la ZAL, por haber supuesto la destrucción de una parte muy importante de la huerta valenciana. Por eso, precisamente, y ante la imposibilidad de revertir las actuaciones ya consumadas, la Junta de Gobierno Local ha aprobado unas actuaciones para mejorar la articulación territorial de la ZAL y minimizar el efecto a su entorno.

El documento aprobado hoy se traslada a la Dirección General de Obras Públicas, Transportes y Movilidad de la Consejería de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio porque sean incorporadas al Plan Especial.

El Govern de la Nau propone que el planeamiento garantice un mayor control del impacto paisajístico de las edificaciones industriales que bordean la ZAL; justo aquellas que entran en contacto con las zonas de huerta y las viviendas. También se apuesta por mejorar el espacio de transición entre estas viviendas y la zona logística con el objetivo de respetar la calidad ambiental en la zona residencial. Unas intervenciones que también intentan suavizar la actuación logística que se encuentra más en contacto con la huerta.

Además de esto, el Gobierno Municipal propone proteger y rehabilitar las edificaciones patrimoniales ya existentes, a las cuales el Ayuntamiento les tendrá que dar un uso determinado.

Por otro lado, la Junta de Gobierno Local también ha aprobado instar la incorporación al Plan Especial de toda una serie de nuevos viarios verdes que mejorarán la accesibilidad y el impacto paisajístico en la zona. Así, propone desarrollar un corredor verde Norte-Sur, mediante vegetación autóctona, que incorporará dos actuaciones. En primer lugar, una intervención sobre el carril bici que discurre en paralelo a la CV-500, entre la rotonda situada al sur del puente del Assut de l’Or y la desembocadura del nuevo cauce del Túria. Y en segundo lugar, un incremento de la anchura del corredor a su paso por la ZAL, con un mínimo de entre 10 y 15 metros, donde se integrará el nuevo corredor y el brazal de la acequia de Rovella.

Se pide conectar mediante un nuevo tramo de carril bici el trazado ya existente y el futuro Parque de Desembocadura previsto en Natzaret. También se quiere garantizar la accesibilidad de la población al área de Reserva Patrimonial de la ZAL, e implantar todas las medidas correctoras necesarias de impacto en la zona que separa las viviendas de la zona logística. A todo esto se añadirá un nuevo recorrido no motorizado que conecte la avenida Jesús Morante Borràs con el puente de la Carrera del Riu, sin descartar que la avenida antes citada pueda prolongarse, al menos para el tráfico no motorizado.

Más info sobre el territorio valenciano.

No hay comentarios

Dejar una respuesta