Programa piloto para aprovechar restos orgánicos

0
127
planta de arroz
Se elaborará un abono natural que podrá ser utilizado en la actividad agraria y en el cuidado y mantenimiento de jardines y zonas verdes

El Ayuntamiento de València y la Conselleria de Agricultura han firmado hoy un acuerdo de colaboración para producir abono natural a base de la fermentación de la paja del arroz y los restos orgánicos de Mercavalència. Se trata de un programa piloto que se prevé desarrollar de manera más amplia el próximo año, en función de los resultados.

El acuerdo ha sido firmado esta misma mañana por la concejala de Agricultura, Huerta y Pueblos de València y vicepresidenta del Consell Agrari Municipal, Consol Castillo; el concejal de Comercio y presidente de Mercados Centrales de Abastecimiento de València, Mercavalència, Carlos Galiana, y la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural de la Generalitat Valenciana, Elena Cebrián.

El objetivo del convenio es, tal como han explicado los firmantes, implantar un sistema de economía circular que aproveche la paja del arroz que se genera en los arrozales del término municipal de València y los restos orgánicos de Mercavalència, bajo la asistencia técnica de los técnicos de la Conselleria. La finalidad es producir un abono natural proveniente de la fermentación de los citados productos, que podrá ser utilizado después en los campos de la huerta valenciana, así como en los jardines urbanos. El convenio se aplicará durante un periodo de un año.

Tal como ha explicado la concejala de Agricultura, Consol Castillo, el acuerdo “representa la comunicación que hay entre las distintas administraciones y que, por primera vez, la agricultura y todas las cuestiones relacionadas con ella están en la agenda política”. Castillo ha reiterado que para el gobierno local la agricultura “no era un punto más de nuestro programa electoral, sino un punto fundamental”, y ha explicado que se “plantea desde el tema de la alimentación, la producción, la distribución, la generación de residuos, y el tratamiento que se da a estos, así como las soluciones que se plantean para los problemas de cambio climático, que también se ve influido por los gases que se derivan de la quema”.

Por su parte, el presidente de Mercavalència, el concejal Carlos Galiana, ha destacado el hecho de que el compostaje que se obtenga con los desechos de Mercavalència y la paja del arroz “puede retornar a los propios agricultores”, “y todo lo que beneficie a la huerta y a los agricultores es beneficio común y para Mercavalència”. Galiana ha subrayado las numerosas posibilidades de la paja del arroz (de hecho, ya se ha presentado algún proyecto en Mercavalència basado en este producto), y ha concluido subrayando que “las administraciones no podemos permanecer ajenas a los problemas que se plantean”.

Finalmente, la consellera de Agricultura, Elena Cebrián, ha destacado la adopción de “esta solución consensuada y colaborativa para la cuestión de la paja del arroz”. Desde la Conselleria se ha propuesto este año un calendario para la reducción progresiva de la quema, dadas además las molestias y efectos indeseados que genera en la salud de las personas que viven alrededor de los arrozales. “Hemos consensuado con el sector agrario un calendario para evitar la concentración de las quemas: que esté muy claro dónde y bajo qué excepcionalidad fitosanitaria se puede o no quemar. Y al mismo tiempo hemos asumido el compromiso de buscar y encontrar soluciones alternativas para la paja del arroz”. “Y esta que hemos firmado hoy a través de esta colaboración es una salida muy buena, que puede tener un recorrido muy importante a largo plazo”, ha concluido.

Los tres representantes políticos han destacado que este convenio es un “ejemplo de economía circular”, y se enmarca en las aportaciones y conclusiones impulsadas la semana pasada por la Cumbre de Alcaldes celebrada con motivo de València Capital de la Alimentación Sostenible. • 24/10/2017

Más sobre territorio valenciano.

No hay comentarios

Dejar una respuesta