Jornadas de Voluntariat pel valencià

0
255
lectura_es_cultura

EN el Ayuntamiento de Valencia, la Concejalía de Gobierno Interior ha puesto en marcha la segunda edición de la campaña Voluntariat pel valencià, una iniciativa que se lleva a cabo con la colaboración de Escola Valenciana, dirigida a facilitar el aprendizaje del valenciano mediante la interacción entre personas voluntarias y aprendizas. Más de 200 empleados públicos participan en esta segunda campaña municipal.

El concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo, ha manifestado su satisfacción y la del equipo de gobierno local “por la consolidación de una actividad doblemente importante: en primer lugar –ha explicado– por lo que significa de difusión del valenciano dentro de la institución y en la relación con la ciudadanía, y en segundo porque se lleva a cabo con la colaboración desinteresada de voluntarios y voluntarias entre el personal municipal”. El edil ha agradecido especialmente el “esfuerzo de las personas que toman parte como voluntarias para ayudar a que otras personas puedan hablar en valenciano”.

Las cifras corroboran el éxito de la campaña: por segundo año consecutivo más de 200 empleados y empleadas del Ayuntamiento toman parte en la iniciativa. El año pasado fueron 258 las personas participantes (96 voluntarias y 161 aprendizas), y este año son 227 (77 voluntarias y 150 aprendizas).

El Voluntariat pel valencià está organizado por los servicios municipales de Normalización Lingüística y de Formación, en colaboración con Escola Valenciana. Durante las próximas 10 semanas, hasta mediados de julio, “esta campaña llenará los edificios municipales de conversaciones, lecturas, preguntas, respuestas, dudas, certezas…, y todo ello en nuestra lengua”, ha explicado Sergi Campillo. “De manera que se avanzará en el objetivo de todas aquellas y aquellos que quieren aprender a hablar en valenciano, y continuará estableciendo lazos positivos entre todo el personal municipal”.

De hecho, ha continuado el concejal, en esta línea de establecer lazos y buen ambiente laboral con el valenciano como nexo, desde el pasado mes de febrero, y con el objetivo de mantener vivo el interés por nuestra lengua, el Gabinete de Normalización Lingüística envía por correo electrónico cada 15 días, a todos los participantes en la campaña y miembros de la corporación, un texto literario (poesía o prosa) de los autores más significativos en lengua valenciana. Hasta el momento, se han remitido textos de Carles Salvador, Ana Rebeca Mezquita, Manuel Sanchis Guarner, Joan Valls o Joan Fuster, todos ellos autores contemporáneos, del siglo XX y XXI, dado que van destinados a personas que están comenzando a hablar en valenciano. “Es un pequeño símbolo, del que nos sentimos orgullosos, de cómo se puede cambiar la relación entre la corporación y el personal”, ha explicado el concejal Campillo.

Clubes de lectura en las bibliotecas

Además, los participantes en la iniciativa recibirán también información de otras actividades que realiza el Ayuntamiento para la promoción del valenciano, como la presentación sobre novedades editoriales, que se realiza en las bibliotecas municipales. De hecho, ha anunciado el concejal, después del verano, arrancará un nuevo proyecto muy interesante: los clubes de lectura en valenciano en dichas bibliotecas. “Se trata de abrir un abanico de posibilidades para facilitar el acceso al valenciano a todo el personal de nuestro ayuntamiento”, ha afirmado.

Continuamos trabajando en la hoja de ruta que nos marcamos al inicio del mandato: cumplir el Reglamento sobre el uso y la normalización del valenciano en nuestro municipio para avanzar en la promoción de nuestra lengua”, ha subrayado Sergi Campillo. “Porque tenemos la convicción de que situar nuestra lengua en el lugar que le toca, al mismo nivel que la otra lengua oficial que tenemos, el castellano, es lo que ha de hacerse de acuerdo con la legislación vigente; y además es una pieza fundamental de nuestras raíces colectivas. Hay que cumplir las leyes, efectivamente. Y para ello hemos de tener personal capaz de relacionarse con la ciudadanía en la lengua que elijan los vecinos y las vecinas para relacionarse con el Ayuntamiento. Es un derecho de ciudadanía”.

El concejal ha agradecido, en nombre propio y en el del alcalde, Joan Ribó, el esfuerzo del personal municipal “para que ésta sea una administración de hecho bilingüe y para ampliar la formación de los empleados y empleadas”, y ha animado a todos los participantes a continuar por este camino.

Tras las palabras del concejal, han intervenido los representantes de Escola Valenciana, así como el jefe del Servicio de Normalización Lingüística, Vicent Anyó, y algunos de los empleados y empleadas que participan este año o que tomaron parte en la anterior edición, tanto en el papel de voluntarios y voluntarias como en el de aprendices y aprendizas.

No hay comentarios

Dejar una respuesta